Cómo conseguir la decoración ideal en tu despacho

Ya sea en un rincón de hogar o en una oficina conseguir el ambiente idóneo a la hora de trabajar, que te inspire y te ayude a seguir motivado durante la jornada, puede ser clave para desarrollar mejor nuestro trabajo.

Te contamos algunas ideas deco que puedes tener en cuenta a la hora de decorar tu zona de trabajo para potenciar tu mejor versión:

1. Ilumínalo bien.

A la hora de trabajar la luz es imprescindible. Además de ayudarte a no forzar la vista aporta vitalidad a la estancia. Piensa más allá de la lámpara de techo, busca la iluminación idónea para cada rincón de tu despacho: una lámpara de mesa para la zona de trabajo, iluminación led para las estanterías…

2. Decoración que favorece a la inspiración.

Plasmar nuestras ideas y poder organizarlas es algo de vital importancia. Introducir en nuestra decoración una pizarra o corcho nos puede ayudar muchísimo. Podemos crear vision boards o señalar bien claro los objetivos del día para mantenernos enfocados.

3. Plantas también en tu despacho ¡por supuesto!

Seguro que sabes de sobra como la decoración botánica puede afectar a tu humor ¡No lo dudes e introduce plantas en tu despacho! También puedes jugar con ramos, flores secas… o, por qué no, con plantas artificiales. Déjalo como última opción pero más vale introducir verde de forma artificial que no hacerlo.

Vinilo mueble Madera Tremp Mud

4. La importancia del textil

Aunque en esta zona nos vamos a dedicar a labores profesionales no tiene porque ser una zona sobria y sin vida ¡más bien todo lo contrario! Es un lugar donde pasaremos gran parte de nuestra rutina diaria y hay pequeños elementos que le pueden sumar más calidez para mejorar nuestro tiempo allí. Unas bonitas cortinas, cojines y otros elementos tapizados te ayudarán a darle ese toque. También puedes apostar por una bonita alfombra, recuerda que si su mantenimiento te tira para atrás con nuestras alfombras vinílicas no tendrás ningún problema.

Alfombra Kiwi

5. El gran talón de fondo: tus paredes

Es el principio de cualquier decoración, las paredes. Elegir para estas unos tonos a juego con el resto de tu decoración y que resalten los valores que buscas en esa estancia es clave. Si quieres darle un punto distintivo puedes elegir un papel pintado a juego con la estética de tu despacho.

¡Te va a encantar entrar cada mañana a trabajar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :