Alfombra en tu cocina, ¿sí o no?

Todas estas preguntas, que tienen todo el sentido del mundo, han hecho que muchos renunciéis a la idea de una alfombra en vuestra cocina pensando en que todo en ella serían inconvenientes ¡pero no!

 

No os habíais parado a pensar en las alfombras vinílicas y que estás solo traen buenísimas soluciones ¡Te lo contamos todo!

 

Lo primero, la limpieza y las alfombras vinílicas son amigas intimas. Con un trapo húmedo, fregona o robot de limpieza, tu alfombra vinílica quedará como nueva. De este modo si pones una alfombra vinílica en tu cocina protegerás el suelo original y no tendrás que temer a manchas imposibles.

Alfombra vinílica Lis Silver

 

Tu suelo también estará protegido de golpes y arañazos ya que nuestras alfombras amortiguaran el impacto y son de gran resistencia.

 

Además, son totalmente impermeables por lo que ninguna sustancia peligrosa calará en su tejido ¡No cunda el pánico! Ni aceites, ni vino, ni ningún tipo de salsa se quedará a vivir en tu alfombra.

 

Otro de los aspectos que os tiran atrás en cuanto a poner un alfombra en nuestra cocina es que suele ser una zona de paso y con poco lugar para sujetar nuestra alfombra lo que puede llevar a tropezones o caídas ¡También solucionado! Nuestras alfombras son antideslizantes por ambos lados. Esto hace que queden sujetas al suelo y evitan cualquier tipo de incidente.

Alfombra vinílica Gallese Light 

¿Más información? Nuestras alfombras son aptas para interior y exterior, resistentes al fuego y compatibles con suelo radiante, te protegerán del frío y el calor gracias a su aislante térmico. Por si fuera poco están fabricadas en España con material europeo.

 

No lo dudes, nuestras alfombras vinílicas son la mejor opción para tu cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :